Publicaciones

La Operatividad de la Extinción de la Acción Penal por Conciliación o Reparación Integral del Daño. Análisis del Art. 59 inc. 6º del C.P

 

Autores: Héctor Sebastián Ibáñez y José Luis Alvero

 

La Ley 27.147 publicada en el Boletín Oficial el 18 de Junio de 2015, modificó el Art. 59 del Código Penal e incorporó nuevas causales de extinción de la acción penal, y en lo que aquí importa estableció que “La acción penal se extinguirá: … 6º) Por conciliación o reparación integral del perjuicio, señalando que lo será de conformidad con lo previsto en las leyes procesales correspondientes”.

También, incorporó como nuevas causales de extinción de acción penal: “por aplicación de un criterio de oportunidad” y “por el cumplimiento de las condiciones de la suspensión del juicio a prueba” (Cfr. Incisos 5º y 7º del Art. 59 del Cód. Penal), sujeto también a lo previsto en las leyes procesales correspondientes

A los fines de que la comunidad en general entienda el alcance de dicha reforma en relación al mencionado inciso 6º del Art. 59 del Código Penal, esto significa, básicamente, que el imputado en determinados casos de delitos de menor entidad (hurto, lesiones leves, amenazas, daños, etc.), podrá celebrar acuerdos conciliatorios con la víctima, con quien podrá pactar, por ejemplo, la reparación integral del daño causado como consecuencia del conflicto, los cuales, previa conformidad de la víctima y dictamen del Ministerio Publico Fiscal, podrán ser homologados judicialmente. Una vez verificado su cumplimiento, podrá extinguirse la acción penal por conciliación o reparación integral del perjuicio, disponiéndose el sobreseimiento del acusado y la finalización del trámite de la causa con mayor celeridad y satisfacción para las partes involucradas en el conflicto.

Si bien esta reforma se engloba en lo que se denomina “justicia restaurativa” y tiene como eje y centro a la víctima del delito, es evidente que la posibilidad para el imputado de extinguir la acción emergente del delito por la reparación del daño y/o conciliación, lo coloca en una mejor situación procesal, ya que de lo contrario, debería enfrentar un juicio oral con la posibilidad de sufrir una pena.

Dicha reforma implica un cambio de paradigma en el derecho penal, al propender a la solución de conflictos por mecanismos alternativos en lugar de la tradicional imposición de las penas clásicas (prisión, multa e inhabilitación).

Además, resulta determinante para la praxis judicial, ya que no sólo es más favorable para la víctima y más benigna para el imputado, sino también para todo el sistema judicial, ya que constituye un instrumento que le permitirá descomprimir el abarrotado sistema judicial penal, resolviendo casos de menor gravedad por vías alternativas, evitando de esta manera un largo proceso judicial hasta lograr llegar a una sentencia definitiva y un dispendio de recursos judiciales innecesario.

            Como consecuencia de la remisión que el inc. 6° del Art. 59 del Cód. Penal efectúa a “las leyes procesales correspondientes”, se planteó el problema en la doctrina y jurisprudencia, de dilucidar si su aplicación puede quedar supeditada o no al dictado de las normas procesales que la instrumenten, o si por el contrario, resultaba plenamente operativa.

Parte de la doctrina considera que las nuevas causales de extinción de la acción penal pueden aplicarse sin depender de la reglamentación procesal. Mientras que otros opinan que hasta tanto esto último no ocurra, los nuevos institutos no pueden aplicarse.

La misma división se advierte en la jurisprudencia. Aunque los fallos más recientes se han inclinado por la plena operatividad del Art. 59, inc. 6º del Cód. Penal, en aras de garantizar el principio de igualdad y evitar un dispendio judicial, toda vez que, en el orden federal, las vicisitudes de la implementación del nuevo Código Procesal Penal (suspendido por un D.N.U.) no pueden impedir la aplicación del Art. 59 del Cód. Penal, (según Ley 27.147) que se encuentra plenamente vigente.

Además, la mayoría de las provincias, en sus respectivos regímenes procesales, tienen regulada la disponibilidad de la acción penal (incluso con anterioridad a la sanción de la Ley 27.147), donde tanto la conciliación como la reparación integral del daño forman parte del concepto más amplio de los criterios de oportunidad. No así en el Código Procesal Penal (C.P.P.) de la Provincia de Catamarca.

En efecto, el C.P.P. de nuestra Provincia no recepta expresamente las nuevas causales de extinción de la acción penal del Art. 59 del Cód. Penal, ya que no consagra las reglas de disponibilidad de la acción penal, ni criterios de oportunidad, ni la forma en cómo se instrumentara la nueva causal de extinción de la acción penal por conciliación o reparación integral del perjuicio. Como tampoco se conocen casos en que los tribunales locales se hayan expedido al respecto.

Como sí lo ha hecho la Provincia de Córdoba, mediante la sanción de la Ley 10.457, por el cual modificó su Código Procesal Penal, consagrando las reglas de disponibilidad de la acción penal, criterios de oportunidad y los casos excluidos, respectivamente (Cfr. Arts. 13 bis y 13 ter del C.P.P. de Córdoba).

Luego de que el Tribunal Superior de Justicia de dicha provincia exhortara al Poder legislativo a cumplir con el mandato de regulación legal del nuevo artículo 59 del Cód. Penal, pronunciándose afirmativamente respecto de la constitucionalidad y la vigencia en Córdoba de la ley 27.147, a pesar de no contar aún con la normativa procesal penal local que regule esos aspectos (contenidos y requisitos de procedencia) a los que remite la disposición nacional (Cfr. T. S. J. de Córdoba, Causa “Reynoso” del 2016).

            Por ello, consideramos que la Legislatura de nuestra provincia debe proceder a legislar y reformar nuestro C.P.P. (ya que transcurrieron prácticamente tres años de la reforma al Código Penal) y cumplir con la regulación del nuevo artículo 59 del Cód. Penal, consagrando las reglas de disponibilidad de la acción penal, criterios de oportunidad, contenido, requisitos de procedencia, los casos excluidos, etc., ya que resulta fundamental.

            Tal como lo ha propiciado el proyecto de modificación del C.P.P. provincial del año 2011, elaborado por una comisión asesora plural creada por Decreto 727 (17/10/2010) del Poder Ejecutivo Provincial, por el cual propició la incorporación de las reglas de disponibilidad de la acción sobre la base del principio de oportunidad, proyecto que no tuvo el tratamiento parlamentario necesario para su aprobación.

            Más aún, si se tiene en cuenta que el nuevo proyecto de modificación del Código Penal enviado recientemente al Congreso de la Nación para su tratamiento (si bien todavía no es ley vigente), prevé la modificación del actual Art. 59 de dicho cuerpo normativo e incorpora el inciso 7º (en sustitución del actual inciso 6º) por el cual prevé expresamente que “la acción penal se extinguirá por: … inc. 7º) La conciliación o reparación integral del perjuicio de conformidad con lo previsto en este código y sólo si estuviese expresamente previsto en las leyes procesales correspondientes”.

             Si bien se sancionó en nuestra Provincia la Ley 5.444 (25/06/2015. Publicado en B.O. 26/10/2015) que instituyó en todo el ámbito de la Provincia de Catamarca y declaró de interés público provincial la utilización, promoción y desarrollo de la instancia de mediación penal con carácter voluntario, y como forma alternativa de resolución de conflictos penales (Art. 49), disponiendo en sus Arts. 54 y 55 los casos en los que procede y casos excluidos, dicha ley todavía no se ha implementado en la práctica en nuestra provincia por parte de la Corte de Justicia.

            Sin perjuicio de ello, consideramos que dicha omisión legislativa, no impide a los operadores de nuestro sistema judicial, proceder a la plena aplicación de la nueva causal de extinción de la acción penal por reparación integral del perjuicio, ya que no aparece condicionado al cumplimiento de recaudos formales.

La nueva causal de reparación integral está legislada con la conjunción “o” y a diferencia de la conciliación que tiene una norma expresa que la prevé en el N.C.P.P.N. (Art. 34), la reparación integral no la tiene, está previsto en el código de fondo, es sustantiva, y por ende, se encuentra plenamente vigente y es operativa. Por ello, consideramos que en este caso en particular, no depende de norma procesal alguna que la reglamente.

            Gran parte de la jurisprudencia de nuestro país en fallos recientes, se han expedido a favor de la operatividad del inciso 6º del Art. 59 del Cód. Penal, supliendo de alguna manera en el orden federal la suspendida vigencia del nuevo C.P.P.N. (por un D.N.U.), y también en fueros provinciales, aun cuando los alcances concretos y precisos de su regulación no están delineados todavía en la ley procesal local, ya que debe garantizarse a todo ciudadano en cualquier jurisdicción un estándar mínimo, un piso que permita salvaguardar el principio de igualdad consagrado en el Art. 16 de la Constitución Nacional.

Ello permitirá, en primer lugar, satisfacer y garantizar los derechos y el interés de la víctima, en segundo lugar, la situación procesal del imputado y, simultáneamente, optimizar los recursos humanos y materiales de la justicia penal local (direccionando la mayoría de ellos para casos graves), y por sobre todo, descomprimir el abarrotado sistema judicial penal, evitando un desgaste jurisdiccional innecesario.

            Toda vez, que ello contribuirá, sin duda alguna, a brindar un mejor servicio de administración de justicia, más expeditivo y eficaz para la sociedad catamarqueña, y descomprimir la justicia penal de aquellos casos que muchas veces pueden solucionarse por vías alternativas a una condena penal que, como consecuencia del largo proceso judicial, se torna abstracta o resulta al menos tardía. Logrando con ello la respuesta que tanto anhela nuestra sociedad del Poder Judicial: “la celeridad y resolución satisfactoria de las causas judiciales”.                                                                                                                                        

Acceso a usuarios

Como asociarse

a. Imprimir el siguiente formulario
b. Completarlo
c. Enviarlo a la dirección que figura en el pie del mismo

Descargue el formulario

Buscar

Redes Sociales

Search